Yo solía practicar pero me lesioné…¡Que no sea tu caso!

Yo solía practicar pero me lesioné…¡Que no sea tu caso!

El crossfit en el estado de México, así como en otros lados de mundo, es una práctica que se ha vuelto muy común entre las personas que buscan ver resultados rápidos y modificar su estilo de vida por uno más saludable. Sin duda, esta práctica deportiva de alto rendimiento es una de las más completas en su categoría, pues sus entrenamientos no solo buscan tonificar ciertas partes de cuerpo, sino que engloban la resistencia, agilidad, fuerza y destreza para que cada persona pueda desarrollarse y superar sus propios limites.

Sin embargo, igual que otros deportes, sufrir de alguna lección mientras se practican las actividades es algo mucho más común de lo que se piensa. Por ello, el día de hoy me gustaría hablarte de las lesiones más típicas que pueden surgir en crossfit y como evitarlas.

Lesión o dolor de rodillas

Está quizás es una de las molestias y lesiones que más aquejan a las personas que practican crossfit, o cualquier otro deporte, muchas veces escuchamos la típica frase de “yo practicaba tal deporte, pero me lastime la rodilla”. Sin embargo, este dolor puede presentarse por diferentes razones: predispocisión genética con problemas en articulaciones, mala mecánica, postua e incluso el sobrepreso y la obesidad.

La solución más viables par evitar esto es descansar lo suficiente después de una jornada de trabajo que suponga el uso excesivo de las rodillas, así como parches térmicos o rodilleras que permitan dar un apoyo extra durante los entrenamientos. Los zapatos también influyen, por ello, busca especializados que permitan quitar la presión en la articulación. Nike y Addidas son algunas de las marcas que manejan calzado especial para deporte de alto rendimiento.

Lesión o dolor en la zona lumbar

La zona lumbar es una zona que afecta sobre todos a las personas que pasan muchas horas sentadas o sin hacer actividad física durante mucho tiempo. Si a las espaldas poco acostumbradas a cargar o levantar peso de manera drástica se le agrega alguna actividad, es lógico que esta zona no se encuentre preparada y su fuerza no sea suficiente para hacer frente a la labor. Desde tensión, tirones hasta problemas lumbares es algo que pueden sufrir las personas durante un WOD de entrenamiento. 

Para evitar este tipo de accidentes o lesiones, lo primero que se debe de pensar es en calentar de forma adecuada todo el cuerpo y estirar regularmente con el fin de ayudar a relajarse a los músculos, no solo antes de una sesión de deporte, sino durante todo el día con pequeños breaks o descansos en las horas laborales o jornadas de trabajo. Practicar algunas posturas del yoga para relajar la espalda también resulta una buena forma de evitar problemas en lumbares, pero sobre todo, evitar cargar más de lo que el cuerpo esta predispuesto a soportar.

 

 

¡Vota aquí!

About The Author

ensamble
WhatsApp chat Mándanos WhatsApp