Beneficios del baile en los niños

Beneficios del baile en los niños

Las clases de danza son una actividad muy divertida, sin importar si eres grande o pequeño. Para los adultos, puede ser una buena forma de mantenerse activos, vivases, en forma e incluso aprender algo que no pudieron durante su juventud, pero para los niños, los beneficios pueden ser mucho más grandes a largo plazo, tanto físico como mentalmente.

Dicen que la danza es una forma que tiene el ser humano para decir lo que el alma siente, y para los pequeños que aprender cualquier tipo de baile desde temprana edad, trae muchas más cosas además de aprender a expresarse por medio del movimiento corporal.

Los pequeños pueden ver la actividad como una forma de divertirse, moverse, además de gastar esa energía extra de la que parecen estar siempre dotados. Por medio de la música, combinada con la coordinación de movimiento y el ritmo, los niños aprenden a desarrollar o mejorar la motricidad, además de un buen desarrollo físico del cuerpo.

A nivel físico, el baile estimula la circulación sanguínea, mejora el sistema respiratorio, además de permitir ganar elasticidad, tonificar músculos y ganar fuerza en ellos, además de que es un excelente aliado para combatir la obesidad que cada vez se presenta más en menores de edad por una mala alimentación, que se basa en comida chatarra como las frituras Sabritas.

Para los niños que nacieron con problemas de pie plano o tienden a tener una mala postura, actividades como la danza permiten que sean corregidos estos problemas que, de no ser tratados a tiempo, pueden causar problemas en el cuerpo adulto.

A nivel psíquico y mental, también muestra efectos positivos, por ejemplo la coordinación de música con movimientos permite que nos niños tengan una mayor agilidad mental, también la música permite desarrollar mejor el oído y la memoria. En el caso de danzas exigentes, cómo el Ballet clásico, se exige y enseña en los menores sobre disciplina física y mental, lo cual colabora en la personalidad que el niño desarrollará y se consolidará al ser mayor.

Además, el baile permite que los niños sean más conscientes de las emociones y sentimientos, haciéndoles no solo más sensibles a ellos, sino que aprenden a dejarlos fluir y comunicarlos con total libertad. Para aquellos que son tímidos, esta actividad les permite superar esa barrera, ya que deben sociabilizar con otros y trabaja en equipo.

Además, diversos estudios han demostrado que los niños inquietos, con baja autoestima y que padecen ansiedad reducen visiblemente sus síntomas al practicar actividades que involucren movimiento y concentración, como es el caso de la danza.  Así que no importa si es ballet, jazz, contemporáneo o incluso pole kids, siempre y cuando ellos quieran hacerlo y no sea una imposición.

¡Vota aquí!
Etiquetas: , , ,

About The Author

ensamble
WhatsApp chat Mándanos WhatsApp